EXPEDICIÓN GRONLANDIA 2009. LA ZODIAC

De Expedición Groenlandia 2009

Los traslados entre poblaciones o entre campamentos la realizábamos en zodiacs, en dos zodiacs con una capacidad de entre 12 y 16 personas.

El montaje en la zodiac era un auténtico ritual, íbamos provistos de todas las capas de ropa que disponíamos, camiseta térmica, forro polar fino, forro polar grueso, chaquetón de gore-tex y parca para el cuerpo. Mallas, pantalón e impermeable para las piernas. Gorro, buff y capuchas para la cabeza.

Nuestro equipaje, bien ordenado en un petate negro de 90 litros se situaba en el centro de la barca y mientras nos sentábamos en los laterales.

De Expedición Groenlandia 2009

La velocidad de la zodiac y el a veces viento reinante te golpeaba en los viajes impidiendo ver no mas que la cara tapada del compañero de enfrente.

Otras veces, cuando el viento viajaba a nuestro favor, la sensación de frío era nula y se disfrutaba sobremanera del paisaje de témpanos de hielo y de la navegación.

De Expedición Groenlandia 2009

En más de una ocasión en estos viajes entraba la somnolencia, pero cualquiera se duerme! corriendo el riesgo de caer al agua helada.

En uno de los traslados, a la segunda zodiac la perdimos de vista, en el lugar de destino (Quaqortoq) les esperábamos para cenar en el único restaurante existente (thailandés). No llegaban y no llegaban, vinieron remolcados por la primera zodiac. Estuvieron parados en el fiordo cerca de una hora. Se les paró el motor, y luego se les paró el otro. En la espera bebieron te y comieron chocolatinas. Espero comentarios de alguno que lo viviera en primera persona.

One Response to “EXPEDICIÓN GRONLANDIA 2009. LA ZODIAC”

  1. Agustina Says:

    Sí, naufragio digno de recordar. Gracias al “buen rollito” existente entre los miembros del grupo y al magnífico sentido del humor, todo quedó en una anécdota divertida. Bromeábamos con la temperatura del agua, la posibilidad de acampar,….. etc. Mientras Rocío nos invitaba a té, galletas y chocolate blanco, Ule intentaba contactar por radio (imposible) y/o con el móvil (sin cobertura) ¡qué panorama!, su cara era un poema.
    El momento más tenso fue el traslado desde la zodiac de Ule a la de Acu. ¡Ojo con el equilibrio! ¿Y si alguien se cae al agua?…….. Rosa tiene el reportaje.

Leave a Reply